Con la pandemia del Covid-19 como telón de fondo, una de las principales preocupaciones de los papás sigue centrándose en la alimentación de los niños y, en consecuencia, en las medidas de higiene y seguridad que les rodean.

Dada la actual situación, es importante explicarles a los peques que antes de llevarse cualquier cosa a la boca deben lavarse las manos, sobre todo en las comidas que suelen ser propensas a comerse con las manos.

No existen unos alimentos más seguros que otros. Solo debes tratar elegir opciones que conlleven la menor manipulación posible, o bien estar pendiente de realizar el proceso de lavado y desinfectado adecuado de los alimentos que lo necesiten, como son por ejemplo las frutas enteras.

Almuerzos y meriendas: Dos comidas clave en el menú diario infantil
A lo largo del día la demanda energética de los niños es constante y en nada se parece a la de un adulto. La nutricionista Belén Alonso explica que “hay que tener en cuenta la etapa de crecimiento en la que se encuentran, así como su ritmo de
actividades, tanto físicas como mentales. Por eso es tan importante ayudarles a realizar las 5 comidas diarias con opciones atractivas y saludables”.

Alonso confirma que el almuerzo y la merienda deben aportar alrededor de un 10% de la energía de un niño y que es recomendable hacerlo a través de la fruta (alto contenido en vitaminas) ya que “acostumbrar al peque a consumirla varias veces al día ayuda a establecer el patrón de dieta saludable y a cubrir las recomendaciones diarias de frutas, que muchas veces se quedan incompletas”.

¿Cómo acertar con el almuerzo y la merienda de los peques?
“Como hemos comentado, en esta etapa de sus vidas es importante empezar a asentar patrones alimentarios saludables. El almuerzo y la merienda son dos de las comidas diarias que más se prestan a satisfacer con bollería industrial o bebidas sobrecargados de azúcar a esta edad.” Sin embargo, la nutricionista matiza que “podemos empezar a ‘educar’ su paladar para que las opciones más saludables como son los lácteos, las frutas, los cereales o el fiambre natural les parezcan igual de atractivas.”

Si percibes que a tu peque le supone un gran esfuerzo comer las piezas de fruta enteras, comienza dándole con compotas y hazlo de manera que le resulte atractiva.
La nutricionista aclara que “puedes introducir de vez en cuando algún formato divertido que le resulte cómodo para llevarlo al recreo. Fruta&Go de Nutribén® es una buena opción para el momento en que queramos introducir la fruta de manera fácil, divertida y aséptica”.

Ejemplo de almuerzo y merienda saludables
La nutricionista Belén Alonso comparte un ejemplo de un menú adecuado para el almuerzo o la merienda, que “podría ser un yogur natural y un Fruta&Go”. De igual forma, una de las claves pasa por mantener un cierto nivel de diversidad en sus comidas, ya que “es importante que vayamos combinando los alimentos teniendo en cuenta el menú del resto del día, para que consuman todos los nutrientes necesarios y de manera equilibrada”.

Nutribén Fruit&Go:

-Manzana y plátano
-Pera, plátano, manzana y galleta
-Plátano, fresa y yogurt natural
-Frutas variadas

Nuevos Potitos® 4 frutas sin almidones
Los nuevos Potitos® 4 frutas están elaborados a base de melocotón, pera, plátano y manzana para introducir a tu bebé a partir de los 6 meses en
una dieta variada.