La comunicación temprana con tu bebé facilita una adecuada alimentación, sin excesos y sin defectos. Nutribén ofrece una alimentación natural y segura para esa etapa tan importante.

El Baby Sign Language es una herramienta de comunicación temprana para bebés que surge en EE.UU. a mediados de los años 80 y que ha aterrizado recientemente en España. A través de ella los bebés son capaces, entre otras muchas cosas, de indicar si tienen hambre, si ya han terminado o si quieren más comida, además de sus gustos o preferencias. La puesta en práctica de Baby Sign Language dará lugar al desarrollo de una relación sana y positiva con la comida, y aumentará el poder de elección de los bebés, elevando su propia autoestima. De esta forma, la acción de comer se convertirá en una experiencia agradable con la que disfrutan tanto los bebés como los padres.

¿CUÁNDO DEBEMOS EMPEZAR A SIGNAR?
Vanessa Viaji, fundadora de ‘Háblame con las manos®’ e Instructora Certificada en Baby Sign Language, confirma que “a partir de los 6-8 meses de edad los bebés comienzan a estar preparados para entender y utilizar Baby Signs. En esa franja de edad, los bebés desarrollan la memoria a largo plazo y son conscientes de que las cosas tienen un nombre. Su psicomotricidad fina está lo suficientemente desarrollada para llevar a cabo el aprendizaje de los signos”.

BENEFICIOS DE BABY SIGN LANGUAGE
En primer lugar podemos empezar a aplicar el Baby Sign Language para que los bebés aprendan los signos de ‘comer’, ‘agua’, ‘más’ y ‘terminado’ para que, de esta forma, seamos conscientes de cuando tiene hambre, sed o está lleno. Les otorga el poder de pedir, de comunicar sus gustos y/o preferencias. Vanessa Viaji establece una lista sobre los beneficios más significativos:
-Reducción de frustración, llantos y rabietas.
– Favorece la adquisición de la comunicación verbal.
– Aumenta la autoestima y la seguridad en uno mismo.
– Fortalece el apego seguro.
– Favorece la capacidad de lenguaje oral y de aprendizaje de un segundo idioma

ALIMENTACIÓN NATURAL Y SEGURA PARA LOS BEBÉS

Más allá de la comunicación, resulta igual de importante cuidar la dieta de nuestros hijos a través de la ingesta de alimentos saludables y seguros para su organismo. Con la llegada del verano se nos presentan escenarios (ya sea en la piscina, en la playa o en la montaña) en los que resulta muy práctico contar con alimentos envasados que cumplan con todas las necesidades alimentarias de cualquier niño.

Muestra de ello son los Potitos® Nutribén®, que cumplen eficazmente con la normativa europea vigente de seguridad Babyfood, mediante la que se regula y prohíbe que los alimentos contengan pesticidas, contaminantes o residuos de toxinas, químicos o plaguicidas. Además, Belén Alonso, técnico nutricionista de Laboratorios Alter señala que “esta normativa define un nivel mínimo y máximo de todos los compuestos nutricionales que deben adaptarse a las necesidades del bebé, es decir, las calorías, proteínas, carbohidratos, grasas, minerales, vitaminas y otros ingredientes».