Durante y especialmente tras el verano, la piel refleja la agresión del sol, el salitre, el cloro y los aires acondicionados que la desequilibran favoreciendo su fragilidad. Es entonces cuando debemos ofrecerle un tratamiento intensivo que consiga restaurar su equilibrio, salud y belleza.

La mascarilla IVORY MUD MASK de Boí Thermal está diseñada para ofrecer un efecto restaurador y reconfortante a las pieles sensibles y sensibilizadas, ayudándolas a reforzar la función barrera que el verano y sus envites pueden haber dañado.

Esta mascarilla es ideal después de la exposición solar, gracias a rica fórmula con un 96% de ingredientes de origen natural, entre los que destaca el agua de la Font del Bou, con propiedades hidratantes y calmantes; los lodos termales con azufre, que ayudan a la renovación y reparación de la piel y ejercen un poder absorbente; el aceite de semilla de Chía, hidratante y antioxidante y el aceite de maíz, calmante y restaurador.

Una mascarilla unisex imprescindible que puede aplicarse a diario sobre la piel limpia y seca durante 10-15 minutos cada
día para hacer que el verano solo nos deje buenos recuerdos.

Pvp: 24,90€