Entre algunos de sus beneficios, mejora la memoria, protege la piel de los rayos de sol y previene de enfermedades cardiovasculares, según la empresa chocolatera Pacari.

Aunque el consumo de chocolate está más asociado a los meses fríos, también es recomendable consumir este producto en los meses de más
calor. De hecho, tomar chocolate negro de cacao puro en verano conlleva numerosos beneficios para la salud.

Los expertos chocolateros inciden en que es imprescindible escoger bien qué chocolate consumir. Se recomienda que éste haya sido elaborado con un alto porcentaje de cacao, ya que así contendrá menos leche y azúcares y, como consecuencia, menos  calorías. Si además puede tratarse de chocolate orgánico y biodinámico, libre de fertilizantes sintéticos, herbicidas o pesticidas y sostenible, los beneficios aumentarán exponencialmente.

Los antioxidantes que contiene el chocolate negro, como los polifenoles, los flavonoides y las catequinas, ayudan a tener una piel más suave y la protege de los rayos del sol, además de retrasar el envejecimiento celular y prevenir enfermedades cardiovasculares. Su alto contenido en magnesio también fortalece la musculatura, imprescindible para aquellas personas que realizan actividad física regular en verano.

Además de estos beneficios, el chocolate negro también genera sensación de bienestar y mejora el estado de ánimo, ya que estimula la segregación de serotonina, que ayudará a disfrutar más aún si cabe esta época de sol y buen tiempo. Además, gracias a la teobromina que contiene – un alcaloide similar a la cafeína –, estimula el sistema nervioso central y protege la memoria para mantener la mente a tono antes de volver a la rutina.