Los dos artistas son embajadores del SUV Citroën C5 Aircross Hybrid, un vehículo con el que tienen mucho que ver por su identidad única y su espíritu innovador y audaz.

El cantante granadino y su hija Marina, que está triunfando en los escenarios, han dejado por un día su ajetreada agenda de conciertos para contarnos cómo están viviendo la vuelta a los escenarios después del obligado parón por la crisis sanitaria, así como sus planes y proyectos de futuro.

Antonio, que acaba de arrancar una gira que se extenderá hasta el mes de octubre, y en la que también participa Marina, aún se siente emocionado por su vuelta a los escenarios: “El pasado sábado tocamos en los Baños Árabes, en Jaén, con nueve músicos en el escenario ¡La ilusión que teníamos por montarnos en el escenario por primera vez después de más de un año sin hacer nada con la pandemia! Poder salir a un escenario y tener el calor del público para mí es lo máximo y es lo que necesitaba después de un año y medio. He tenido demasiado tiempo en el estudio, pero el contacto del público era fundamental”, explica el artista.

un viaje en coche con la familia Carmona, ya sea por motivos profesionales o particulares, puede convertirse en toda una sesión de trabajo e investigación musical. Según Antonio, “un coche es fundamental para nosotros, para nuestra profresión, porque pasamos tanto tiempo allí que te permite escuchar las maquetas, otra música, te empapas de otras culturas musicales… hasta nos da por componer en los atascos”.

Por ello, ambos valoran las extraordinarias prestaciones y la increíble modularidad del nuevo SUV Citroën C5 Aircross Hybrid: “me siento súper cómodo, es un coche que se puede llevar fácilmente. Además, nosotros llevamos siempre muchos instrumentos y tiene un buen maletero donde podemos llevar guitarras, cajones, percusiones… de todo. La verdad que estoy muy contento. Para la ciudad puedes aparcar en cualquier sitio también”, asegura Antonio. 

En cuanto al destino, tampoco están siempre de acuerdo, ya que Marina sueña con hacer una escapada con su nuevo SUV Citroën C5 Aircross Hybrid a “mi pequeño paraíso, a Cádiz, (con el Citroën vamos comodísimos, es un viaje que se hace muy fácil) y a Portugal”, mientras que el viaje ideal de Antonio se dirige más al norte: “a San Sebastián. Cómo se come allí y las playas…”, explica. “Tengo una edad en la quiero disfrutar del momento, de mi familia, de mis hijas, de mis amigos, de la gente que tengo y que Dios me deje como estoy ahora. Poder hacer lo que he hecho y lo que hago. Eso es lo más importante”, concluye el artista granadino.