Con la llegada del otoño las defensas bajan, de ahí que aparezcan las primeras gripes, catarros…. La boca también se ve afectada por el descenso de temperaturas, y eso se traduce en sufrir infecciones con mayor probabilidad y la posibilidad de que se debilite el esmalte dental. Para evitarlo, hoy te explicamos cómo debes cuidar tu salud dental este otoño.

La principal recomendación apunta al sentido común, donde hay que incluir unos adecuados hábitos de higiene bucodental. Pero en el caso del cambio de estación al otoño, es importante tener en cuenta que provenimos del verano, la estación por antonomasia de los excesos y de la relajación de los buenos hábitos. Es por ello que en otoño cobra especial importancia un mayor cuidado de la dieta. Te dejamos estos consejos sobre alimentación que resultan beneficiosos para tu boca:

· Consumir frutas entre horas. El otoño es rico en frutas de temporada. Su riqueza de nutrientes y fibra nos ayuda a mantener la salud bucodental. Consumirlas entre horas, como alternativa al picoteo, es una opción infalible. La manzana es una de las mejores opciones.

· Tiempo de setas. El otoño es la estación de las setas, ricas en antioxidantes y fibra, y también en fósforo (muy beneficioso para los dientes).

· Verduras de hoja verde. Alimentos como las espinacas o los brócoli son buenos para nuestros dientes, pues generan una película protectora.

· Mejor infusiones. Las infusiones como el té verde, poseen altas propiedades antioxidantes, por lo que ayudan a combatir la formación de caries y la placa dental.

· Legumbres. La alta concentración de vitamina B de las legumbres ayuda a que nuestras encías resistan mejor en tiempos de frío.

Además de aplicar estos cambios en nuestros hábitos, no debemos olvidar nunca que el cepillado diario es la principal vía para conseguir una adecuada salud bucodental. Pero no todos los cepillos ofrecen las mismas garantías para lograrlo. Está demostrado que el cepillado eléctrico es mucho más efectivo que el cepillado manual, y por suerte en el mercado disponemos de una gran variedad de opciones donde poder elegir, pero ¿qué debemos tener en cuenta para escoger el mejor cepillo eléctrico?

Antes de comprar un cepillo eléctrico debemos conocer las principales diferencias entre las dos tecnologías más comunes: rotatoria y sónica. La tecnología rotatoria suele oscilar entre los 5.000 y 8.000 movimientos por minuto, mientras que la tecnología sónica es capaz de vibrar hasta 48.000 veces por minuto imitando el movimiento del lavado manual de arriba hacia abajo. De esta forma, la tecnología sónica se impone como la opción más eficaz de cepillado eléctrico.

Con la modalidad sónica de cepillado conseguimos: limpiar en profundidad zonas más difíciles, ejercer la fuerza necesaria para reducir posibles inflamaciones, y aportar mayor comodidad de movimiento. Pero la tecnología evoluciona a toda velocidad y solo algunas marcas consiguen situarse a la vanguardia del I+D. Este ejemplo se encuentra en los cepillos Roaman, con más de 230 patentes originales, que garantizan los mejores resultados para tu sonrisa a través de la tecnología sónica de última generación.

Estos cepillos de diseño trendy-minimalista irrumpen en el mercado español como la opción perfecta para los que quieren cuidar de su salud bucodental, con un instrumento tan efectivo como bonito. Los cepillos Roaman ofrecen hasta 5 modalidades de cepillado en un mismo instrumento, adaptándose a tu boca y a tus necesidades.