Hay una nueva técnica con la que tener buena cara en cualquier momento y situación simplificando al máximo tu rutina de make up, el Blush Drapping, que no es otra cosa que un contouring más natural y con menos pasos con el que conseguiremos un efecto sonrojamiento.

Mientras otras técnicas de maquillaje buscan reducir rasgos, corregir imperfecciones o aportar más luz, el blush drapping es mucho más sutil. Busca dar unos toques de color muy difuminado y aportar volumen a pómulos, mejillas y nariz.

Para conseguirlo hay que aplicar el colorete en las ‘manzanas’ e ir trabajando hacia la sien, en movimientos circulares y siguiendo la línea del pómulo, procurando no acercarse demasiado a la nariz. Con el excedente dar ligeros toques en el tabique de la nariz e incluso en los párpados, para crear la sensación glow. Gracias al Impeccable Maxi Blush de Collistar podrás conseguir el rostro besado por el sol ya que este colorete multifuncional reaviva y realza el tono de la piel, define los contornos del rostro y es ideal para retocar el maquillaje, hidratando y protegiendo el cutis en cualquier momento del día.

Entre sus beneficios destaca su larga duración y el acabado luminoso y saludable que deja. Además de ser muy hidratante, también es anticontaminación y ayuda a prevenir el envejecimiento digital, gracias a su exclusiva fórmula enriquecida con vitamina E, Ácido Hialurónico y filtros UVA y UVB. Su textura sensorial impalpable y su aroma de rosa blanca lo convierten en un básico que no puede faltar en tu neceser ni en tu bolso.

Impeccable Maxi Blush es un producto eco-sostenible que incluye un sistema de recarga.  

PVP: 35 € De venta en los stands de El Corte Inglés y perfumerías especializadas.